test

Empleados de Microsoft escuchan conversaciones de Skype y de Cortana

Publicado: 08 Agosto 2019 | Visto 199 veces

Algunas conversaciones de Skype (y de Cortana) son escuchadas por empleados humanos externos que trabajan para Microsoft, asegura motherboard en otro caso polémico de invasión a la privacidad.

Cuando aún resuena el escándalo de las escuchas humanas en asistentes digitales, y la posterior respuesta (positiva) de Apple, Google y más tarde de Amazon suspendiéndolas ante las críticas generadas, llega otro caso similar que está dando que hablar en Internet.

Contratistas que trabajan para Microsoft escuchan conversaciones personales de usuarios de Skype realizadas a través del servicio de traducción de la aplicación, de acuerdo con una caché de documentos internos, capturas de pantalla y grabaciones de audio obtenidas por Motherboard y facilitadas por uno de estos empleados externos.

Aunque el sitio web de Skype dice que la compañía puede analizar el audio de las llamadas telefónicas que un usuario desea traducir para mejorar los servicios de la plataforma de comunicaciones, no informa que parte de este análisis será realizado por humanos, como el medio asegura que está sucediendo. «Skype recopila y usa su conversación para ayudar a mejorar los productos y servicios de Microsoft», describen en un FAQ para Skype Translator, pero sin aclarar si es realizado por humanos o solo por algoritmos. La Política de privacidad de Microsoft tampoco deja claro este extremo.

skype

Conversaciones de Skype y de Cortana

El audio de Skype obtenido por Motherboard incluye conversaciones de personas que hablan íntimamente con sus seres queridos, algunas charlan sobre temas personales como su pérdida de peso y otras aparentemente discuten problemas de relación. El medio habla incluso de clips que podrían pasar como «sexo telefónico».

Otros archivos obtenidos por Motherboard muestran que los contratistas de Microsoft también están escuchando comandos de voz que los usuarios lanzan en Cortana, el asistente de voz de la compañía.

Frederike Kaltheuner, responsables de datos de Privacy International, ha puesto el dedo en la llaga: «Las personas usan Skype para llamar a sus amantes, entrevistarse para trabajar o conectarse con sus familias en el extranjero. Las empresas deben ser 100% transparentes sobre la forma en que se graban las conversaciones de las personas y cómo se usan estas grabaciones». «Y si una muestra de tu voz va a ser revisada por humanos (por cualquier razón), el sistema debería preguntar si estás de acuerdo con eso y dar la opción de optar por no participar», recalca.

Microsoft responde, pero falta transparencia

Un portavoz de Microsoft dijo a Motherboard que «Microsoft recopila datos de voz para proporcionar y mejorar servicios habilitados para voz como búsqueda, comandos de voz, dictado o servicios de traducción. Nos esforzamos por ser transparentes sobre nuestra recopilación y uso de datos de voz para garantizar a los clientes puede tomar decisiones informadas sobre cuándo y cómo se usan sus datos de voz. Microsoft obtiene el permiso de los clientes antes de recopilar y usar sus datos de voz».

El problema aquí (aunque hay técnicos que opinan que no se debería revisar grabaciones personales en ningún caso), es que en ningún momento se dice que serán revisados por empleados humanos. La historia se repite. Aún admitiendo «buena fe» en las tecnológicas, la información personal, íntima y confidencial podría ser mal utilizada o vendida sin nuestro permiso. Simplemente tendrían que ser totalmente privadas y ningún humano debería tener acceso a ellas.

Apple, Google, Amazon... y también Microsoft. Y los que están por descubrir. O la industria se pone las pilas en un ejercicio de autocontrol y sobretodo de transparencia o la desconfianza del usuario va a ser imparable. También los reguladores tienen mucho que hacer investigando estas prácticas e imponiendo -en su caso- un nivel de sanciones que de verdad afecten a la facturación de las compañías y se paren. En la parte del usuario, lo de siempre: no regalemos nuestros datos personales. Lectura detallada de todas las políticas, gestión de permisos, control de lo que hacen y si no ofrecen garantías simplemente no usarlas.

Volver

Comentarios