test

Kim Jong-un llega a Rusia para un esperado encuentro con Putin

Publicado: 24 Abril 2019 | Visto 300 veces

Fue una llegada algo accidentada, con bruscas maniobras del convoy para hacer coincidir la puerta del vagón con la alfombra roja que se le había extendido en el andén y guardaespaldas norcoreanos que nerviosamente se afanaban en encajar la plataforma que instantes después debería pisar su líder.

Pero solucionado el problema tras unos minutos de desconcierto y descoordinación, emergió por fin del vagón que le traía desde Pionyang la figura de Kim Jong-un, sonriente y enfundado en un traje negro y un sombrero del mismo color.

Este jueves se reunirá con el líder del Kremlin, Vladímir Putin en un complejo universitario de la isla Russki, en el extremo sur de Vladivostok, el principal puerto de Rusia bañado por el océano Pacífico.

La ciudad, con poco más de 600.000 habitantes, era el único escenario posible para celebrar semejante cumbre, propuesta en varias ocasiones por Moscú desde hace un año aunque siempre aplazada.

Es fácilmente accesible desde Corea del Norte por tren, el medio de transporte preferido por los dirigentes norcoreanos. De hecho, Rusia comparte con el reclusivo estado asiático un estrecho tramo fronterizo de un puñado de kilómetros.

Tras haberse hecho esperar largo tiempo, Kim Jong-un decide por fin acudir a Rusia dos meses después del fiasco diplomático vivido en la cumbre que mantuvo Hanoi (Vietnam) con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Esta sucesión de acontecimientos no ha pasado desapercibida a los ojos de la mayoría de expertos, quienes destacan el mensaje implícito a Washington que conlleva reunirse con el presidente de la principal potencia rival y el indisimulado objetivo de recabar apoyos.

"Kim puede esperar una amistosa recepción aquí y algunas posibilidades de recibir respaldo político y económico de Putin", ha valorado para la agencia Reuters Artyom Lukin, profesor de la Universidad Federal del Lejano Oriente en Vladivostok.

Volver

Comentarios