Los médicos de LSU Health Shreveport informaron que la nueva variante, B.1.630, fue detectada en los primeros días de octubre a partir de dos muestras recolectadas en la capital Baton Rouge.

“Gracias a nuestras numerosas asociaciones en todo el estado, nuestro laboratorio de secuenciación y genómica viral EVT puede secuenciar una gran variedad de muestras, lo que aumenta nuestras posibilidades de encontrar nuevas variantes" , dijo el Dr. Chris Kevil, vicerrector de investigación de LSU Health Shreveport.

La variante B.1.630 se detectó por primera vez en los Estados Unidos a principios de marzo de 2021. El estado de Louisiana que se acerca al final del cuarto aumento de COVID, podría verse amenazada una vez más de acuerdo a los líderes de salud si no se toman las medidas preventivas. Por ahora no tiene una clasificación de variantes o un nombre de alfabeto griego como la variante Delta comúnmente conocida porque representa una proporción tan pequeña de muestras secuenciadas. Actualmente, solo han habido 79 de estas variantes secuenciadas en los EE. UU., por lo que el predominio es muy bajo.

"A pesar de que el predominio de esta variante es bajo, continuaremos vigilandolo y vigilando cualquier cambio o si comienza a aumentar", dijo la Dra. Krista Queen, Directora de Genómica y Vigilancia Viral del Centro de Excelencia para amenazas virales emergentes en LSUHS.

Los médicos enfatizan que las mejores formas de protegerse de esta variante son las mismas que cualquier variante: use una máscara y vacúnese.