Inundaciones

El area de  Dallas, Texas,  al sur de Estados Unidos, ha sufrido en las ultimas horas  precipitaciones historicas que generaron inundaciones,  colapsando varias vias en la region.

Algunas zonas en Dallas-Forth Worth vieron  más de 25,4 centímetros de lluvia en 24 horas, lo que se considera como un evento que sucede una vez cada mil años , según recogen este lunes medios locales.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitió  una alerta de posibles inundaciones que se avecinarán hasta el lunes a las 20.00 hora local  (01.00 GMT del martes).

Se esperan de 5 a 12 centímetros de lluvia en el área de Dallas-Forth Worth, con precipitaciones de incluso 20 centímetros en algunas zonas.

El periodo entre el 21 y el 22 de agosto es el segundo con mayores precipitaciones en 24 horas en la historia , según el NWS.

El área también está cerca de romper el récord del mes de agosto con las mayores lluvias que jamás se haya registrado, con un total de 25, 6 centímetros, informaron las autoridades meteorológicas.

“Gran parte de esta lluvia será beneficiosa y bienvenida debido a los efectos de una sequía en curso”, dijo la agencia. “Pero todavía existe la posibilidad de casos de inundaciones repentinas en áreas urbanas y lugares con drenaje deficiente”.

Las advertencias de inundaciones repentinas estuvieron vigentes alrededor de Dallas el lunes, y los meteorólogos predijeron condiciones difíciles en las carreteras. “Dé la vuelta, no se ahogue cuando se encuentre con caminos inundados. La mayoría de las muertes por inundaciones ocurren en vehículos. Sea consciente de su entorno y no conduzca en caminos inundados”, dijo el NWS.

Las fuertes lluvias llegan después de una temporada de sequía que afectó a gran parte del norte de Texas en los últimos meses. “A pesar de que estas lluvias van a proporcionar un alivio (a la sequía), no se esperan precipitaciones en lo que queda de semana”, escribió el NWS en un reporte.

Texas es el último estado de EEUU en sufrir inundaciones. Missouri, Ilinois y Kentucky también han sido afectados por fuertes lluvias en las últimas semanas. Las precipitaciones en este último estado dejaron más de 30 muertos.