PELIGRO.png

Tras el azote del huracán Ida la gran mayoría de hogares del sur del estado de Louisiana vio interrumpido su servicio eléctrico por más de 10 días. 

Como solución a dicha problemática, residentes optaron por usar Generadores eléctricos portátiles que les permitan cargar sus teléfonos, tabletas y computadoras, así como también proporcionarles luz en tanta oscuridad y la posibilidad de tener algo de aire con ventiladores. 

Pero este aparato que vino a solventar la falta de electricidad trajo consigo muchos otros graves problemas.

Durante esta semana el Departamento de Salud de Louisiana anunció que 4 personas murieron por intoxicación por monóxido de carbono y 141 personas recibieron tratamiento por inhalación de dicho gas mortal que sale de los Generadores eléctricos. 

Los generadores que funcionan con gasolina, combustible diesel o gas natural emiten un gas incoloro e inodoro que puede ser letal en espacios cerrados. Es una especie de envenenamiento que sorrender a cualquiera. 

El sitio web del departamento de salud recomienda las siguientes precauciones para asegurar de que está haciendo funcionar su generador de manera segura: 

  • Coloque los generadores al menos a 20 pies de distancia de su hogar.
  • Busque cualquier lugar donde el aire pueda ingresar a la casa cerca de su unidad y asegúrese de que estén bien cerrados y sellados. Esto incluye ventanas o puertas, tomas de aire, ventilaciones de secadoras cercanas o espacios de acceso.
  • Tener una alarma de CO
  • Dé a estos generadores descansos que realizar que cualquier escape concentrado se elimine del área.
  • Abra sus ventanas y puertas durante este receso para ventilar cualquier concentración que pueda acumulado en su hogar.
  • Verifique las especificaciones de fabricación para verificar que la instalación cumpla con esos requisitos.
  • Si le preocupa que no se hayan cumplido los estándares de instalación, solicite una parte adecuada, como el instalador, que lo inspeccione.
  • Asegúrese de que su generador de funcionamiento el mantenimiento adecuado, incluidos los cambios de aceite regulares.

Los síntomas más comunes de la intoxicación por CO son dolor de cabeza, mareos, debilidad, malestar estomacal, vómitos, dolor de pecho y confusión. Los síntomas de CO a menudo se describen como 'parecidos a la gripe'. Si inhala mucho CO, puede desmayarse o matarlo. Las persona que están durmiendo o borrachas pueden morir por intoxicación por CO antes de que presenten los síntomas.