Los habitantes de Chamelecón que se tomaron el boulevard del sur exigiendo la reparación de los bordos fueron reprimidos por la policía, gaseados y golpeados con toletes.