Comunidad de Wanpusirpi

El departamento de Gracias a Dios en Honduras, que posee una extensión territorial de 16,630km2, es el segundo más grande del país, después de Olancho, en él está ubicado la biosfera del Río Plátano y se considera una reserva ambiental y donde también se encuentra la Mosquita hondureña, donde hace recientemente se descubrió las famosas ruinas de Ciudad Blanca o la “Ciudad del Mono”.

Es de reconocer que esta región de Honduras ha sido muy descuidada por los gobiernos de turno, sin prestarles la atención necesaria y que se pueda impulsar su desarrollo. El único medio de transporte que los habitantes de este departamento tienen con el resto del país es por la vía marítima o en avión.

En las últimas semanas ha transcendido la construcción de una carretera entre la ciudad de Dulce Nombre de Culmi en el departamento de Olancho hasta la comunidad de Wanpusirpi en el departamento de Gracias a Dios.

El Gobierno de Honduras ha lanzado una campaña para hacer creer que esta carretera está siendo construida por grupos del narcotráfico y que atenta contra la biosfera del Río Plátano, poniendo en peligro la reserva forestal en todo el departamento, al proyecto la han bautizado como la “ Narco carretera ”.

Este lunes en el programa de Frente a Frente de Televicentro y que dirige el periodista Renato Álvarez, se abordó el tema y se invitó a dos representantes de la comunidad misquita y al Vice ministro y al ex fiscal del medio ambiente Mario Chinchilla para debatir sobre la legalidad del proyecto carretero.

Gustavo Cardenas, presidente de la comunidad de Bakinasta y Mirna Wood Flores Vicepresidenta de la comunidad de Masta, ambas en el departamento de Gracias a Dios, han refutado contundentemente que este proyecto carretero sea patrocinado por los narcotraficantes. Fueron claros al manifestar que la carretera se está construyendo con aportaciones de los habitantes de las diferentes comunidades del departamento de Gracias a Dios.

El ex fiscal del medio ambiente aseguró que la carretera está siendo construida con fondos del narco tráfico y que es ilegal.  Santiago Flores asesor legal de las comunidades autóctonas quien se comunicó vía teléfono al foro de Frente a Frente, manifestó que las comunidades no están de acuerdo con la construcción de esta carretera.

Esto ha generado un conflicto entre algunos sectores de la población y el gobierno de la república. El departamento de Gracias a Dios ha sido relegado y el gobierno central nunca ha presentado interés en mejorar las condiciones de vida de toda esta población.

Tanto Gustavo Cárdenas presidente de Bakinasta y Mirna Wood Flores Vicepresidenta de Masta, han asegurado que la construcción de la carretera no está patrocinada por narcotraficantes, y emplazaron al Ex fiscal Mario Chinchilla a que tiene que mostrar las pruebas de lo que él aseguró.