Tokyo Olympics

La selección sub 23 de Honduras se despidió de los Juegos Olímpicos de Tokio con una goleada humillante. Corea del Sur, hizo ver mal a los catrachos, los hondureños fueron incapaces de descifrar el estilo de juego de los asiáticos, fueron sorprendidos por su velocidad y su técnica en el dominio del balón.

La actuación del árbitro el búlgaro Georgi Kabakov hasta cierto punto muy drástica, a los 10 minutos sanciona una falta penal a favor de los sudcoreanos, donde el VAR no reaccionó ante una jugada que no ameritaba ser penalizada con lanzamiento directo de once metros. Luego a los 21 minutos otra falta penal, ejecución de un tiro de esquina y con movimientos dentro del área, Carlos Meléndez tomo de la cintura a un jugador coreano, acción sin balón y el arbitro no vacila para sancionar un segundo penalti.

 Cuando Honduras intentaba retomar su juego y buscar descontar en el marcador, en un error defensivo, Carlos Meléndez comete otra falta fuera del área y el árbitro le muestra tarjeta roja, con esto estaba sentenciando el juego y la moral del seleccionado hondureño se vino abajo.

En el tiempo de reposición antes de finalizar el primer tiempo, los coreanos logran un tercer gol, y se van al descanso con un marcador de 3 – 0. El segundo tiempo, no cambió en su dinámica, los coreanos se adueñaron de las bandas e hicieron lo que quisieron por esos carriles. Una fuerte falta de Cristopher Meléndez dentro del área da lugar para que el arbitro sancionará un tercer penal, con esto llegaba el cuarto gol para Corea, que no se confirmaba y buscaba más, Honduras no encontraba la forma de detener a los habilidosos y veloces jugadores de Corea.

Honduras se despide de los Olímpicos de Tokio con una goleada humillante de 6 – 0. Al entrenador Miguel Falero, le faltó visión y no poder entender el estilo de juego de los coreanos, su planteamiento facilito el juego al adversario y encajar una derrota tan cargada de goles.

En todos los partidos insistió con Douglas Martínez que no se acoplo nunca a la idea de juego, fue un jugador totalmente improductivo, relegó al banco al jugador Juan Carlos Obregón, nunca le brindó la confianza, aun demostrando su calidad de jugador y su olfato goleador .

En las cinco participaciones olímpicas de Honduras, es la peor participación mostrada en esta competencia mundial. Corta la racha de clasificaciones a Cuartos de final en Juegos Olímpicos, que inició Luis Fernando Suárez y siguió a Jorge Luis Pinto.