New Orleans, La - Las controversias en el futbol local siguen siendo el pan nuestro de cada día y los torneos cortos no se escapan. Todo parecía felicidad en esta primera edición de la Copa Latina de veteranos, torneo que honra el futbol lento y les da protagonismo a los equipos locales, hasta que se dió a conocer la noticia que el Motagua de veteranos uno de los favoritos se retiraba de la competencia. Noticia que les cayó a todos como un balde de agua fría a los organizadores y equipos participantes del evento ya que si bien es cierto que en su primer juego el Motagua comenzó con un equipo mermado de jugadores, supieron rescatar el partido y sacar un sufrido empate 4-4 al Lafraniere sumando un punto y cuatro goles a su favor en la tabla.

En entrevista telefónica con Tony Martínez, retirado ya del fútbol de adultos pero dueño del nombre que representa a su institución deportiva nos hablo de las razones que lo llevaron a retirar al equipo del torneo a pesar de haber hecho un gran partido en su primera y única participación y tener buenas posibilidades de avanzar a la siguiente ronda por estar en un grupo relativamente manejable. 

“Los jugadores están desgastados, me dijo yo no controlo eso, al ver que el que pone el oro no llegó, ellos en grupo decidieron que no iban a continuar con nueve” dijo Martínez  

Cuando le preguntamos a Martínez donde estaba el doctor John Hamide y las razones por la cuales el Dr. John Hamide dueño del equipo y quien lo registro para participar en el evento no se presento, la respuesta fué

“Esa respuesta solo John la tiene, todo el mundo solo sabe alabar al hombre pero nadie se atreve a investigar la verdad,  el hombre a sido el peor enemigo de Motagua en todos estos años, siempre me hace lo mismo”. Fueron las declaraciones de Martínez hacia Hamide, uno de los mayores benefactores de su institución deportiva.

Martínez quien se escuchaba desconcertado por la situación en la cual el equipo tuvo que retirarse de la competencia también dijo que él había estado en comunicación ayer (sábado 13) y esta mañana incluso el dijo que llegaba, pero al final el doctor Hamide brillo por su ausencia. Ausencia que perjudico al equipo en la parte animica y fisica ya que con el venian de 4-5 jugadores más que reforzarían al Motagua.

“Yo estoy aquí porque el nombre dice Motagua y eso me pertenece, pero cuando se dieron cuenta que el no venía nadie quiso seguir, esos detalles yo no los controlo”.

Martínez también aprovecho el momento para aclarar que quien había sostenido al equipo en la parte logística y búsqueda de soluciones durante todo el tiempo siempre habia sido el, pero a estas alturas ya le da lo mismo, su enfoque ahora está en continuar trabajando con los equipos juveniles U16 y U18 para la Copa estatal en el mes de marzo.