Momento en que el automóvil irrumpe en el interior del banco.