test

Microsoft pide que se regule el uso del reconocimiento facial

Publicado: 17 Julio 2018

Brad Smith presidente de Microsoft ha escrito en el blog de la compañía un artículo defendiendo la necesidad de una regulación por parte de los gobiernos del uso del reconocimiento facial que proteja la privacidad y libertades de los ciudadanos de cada país.

Esta redacción de Brad Smith se enmarca dentro de una crisis de imagen publica que Microsoft y otras compañías como Amazon o Facebook están sufriendo por el desarrollo y distribución de esta tecnología.

Los propios empleados de Microsoft pidieron a la compañía anular el contrato con la agencia de inmigración estadounidense, la cual según algunos medios estaría usando la nube de Microsoft para utilizar el reconocimiento facial en la frontera con Méjico y llevar a cabo la separación de padres e hijos a su entrada en el país. La empresa tecnológica se apresuró a recalcar que ese contrato únicamente se limitaba al correo, mensajes y trabajo de oficina y que estaba totalmente en contra de esas prácticas inhumanas.

Aún así esto sirvió para concienciar a la ciudadanía de hasta dónde podía llegar un gobierno en apariencia democrático con el uso de la inteligencia artificial y el reconocimiento facial.

Smith aporta ejemplos beneficiosos de estos avances tecnológicos: “Imagine poder encontrar a un niño desaparecido al reconocerle mientras le llevan por la calle, o ayudar a la policía a identificar a un terrorista que intenta provocar un atentado entrando en ese momento en un estadio deportivo” dice.

Sin embargo, a continuación explica aquellas situaciones en que la tecnología puede usarse para fines que van contra los derechos humanos y las leyes democráticas: “Imagine una base de datos de todos los asistentes a un mitin político que constituye la esencia misma de la libertad de expresión”. Situaciones de opresión y control gubernamental que se imaginaban en grandes historias de la ciencia ficción como la novela de George Orwell “1984” y que hoy están a punto de convertirse en una realidad en países como Estados Unidos pero también en China donde ya se está usando.

A estos usos abusivos de la tecnología hay que sumarle sus problemas de funcionamiento. La relativa inmadurez de la tecnología y los sesgos racistas y sexistas implantados en su desarrollo han revelado casos importantes en los que esta tecnología era capaz de reconocer con mayor precisión a personas de color claro que aquellas con una tez más oscura.

Ante esta situación el presidente de Microsoft señala en primer lugar a la industria tecnológica y su responsabilidad como desarrolladores de esos avances. No obstante, en segundo lugar se une a una serie de juristas en la petición de una regulación institucional.

¿Deberían las empresas escanear el rostro de cada hombre mujer o niño que camina por la calle sin su permiso?, se pregunta Álvaro Bedoya, director ejecutivo del Centro de Derecho y Privacidad de Georgetown Law, que comparte la visión del presidente de Microsoft.

Casi todas las grandes compañías de Silicon Valey cuentan con desarrollos de esta reconocimiento facial. Amazon ofrece su tecnología Rekognition a departamentos de policía estadounidenses, mientras que el Departamento de Defensa de este mismo país usa la de Google que ya ha establecido un serie de normas éticas entre las cuales prohibe el uso de su inteligencia artificial para armamento.

De momento el gobierno estadounidense no se ha pronunciado sobre este tema, la presión de la sociedad sobre las empresas tal vez ayude a agilizar una regulación para proteger a los ciudadanos y evitar el abuso de poder de compañías e instituciones.

Volver

Comentarios