test

El último hallazgo de Curiosity indica que Marte fue habitable hace 3500 millones de años

Publicado: 08 Junio 2018 | Visto 213 veces

La NASA no ha descubierto vida en Marte aún, pero nuevos resultados sugieren que, quizá, en algún momento de la historia del planeta, las condiciones fueron favorables para que aparecieran algunos seres extraterrestres. Quizá.

Los científicos detrás de los experimentos del rover Curiosity informaron hoy sobre dos resultados que hacen que la historia del planeta rojo sea aún más interesante. Un grupo encontró materia orgánica que contiene carbono en rocas de 3500 millones de años. Otro notó que los niveles de metano alrededor de Curiosity variaban según la estación. Combinados, estos resultados presentan atisbos sugerentes de un pasado marciano potencialmente habitable.

Por todo lo que hemos aprendido sobre la química y los minerales depositados en el cráter Gale donde está estacionado Curiosity, “pensamos que era un ambiente habitable”, explicó a Gizmodo Jennifer Eigenbrode del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA. “Tenía la capacidad de sustentar la vida, pero no significa que la vida estuviera allí”.

El rover Curiosity de la NASA ha estado vagando alrededor del cráter Gale de Marte, el lecho de un supuesto lago, desde 2012. Parte de sus tareas son muestrear el polvo y la atmósfera en busca de moléculas interesantes, como aquellas que pueden revelar signos de vida o habitabilidad.

Los estudios más recientes, ambos publicados en Science, arrojan luz sobre eso. El instrumento de Análisis de Muestras en Marte del rover (SAM) cocinó parte de la tierra marciana y desbloqueó algunas moléculas que contienen mucho carbono, unas con azufre y otras con una estructura relativamente compleja. “Tal vez provienen de seres vivos, o tal vez solo son un nutriente adicional para la vida”, dijo Eigenbrode. Las moléculas orgánicas aparecen con frecuencia en el espacio, pero está claro que Marte tenía los bloques de construcción de la vida en un momento en que muchos piensan que era más habitable.

En cuanto al metano, el espectrómetro láser ajustable de Curiosity midió los niveles de metano en su atmósfera circundante durante cinco años. Los niveles promediaron en 0,41 partes por mil millones en volumen, pero variaron de 0,24 a 0,65 dependiendo de la estación. Aquí en la Tierra, asociamos el metano con la vida, pero es un misterio lo que podría estar originándolo en Marte. Tal vez es un proceso geológico. “Probablemente indica que hay más agua activa en el subsuelo de lo que entendíamos”, dijo a Gizmodo la científica Kirsten Siebach, geóloga marciana de la Universidad de Rice que no participó en los estudios.

En la Tierra, tenemos un proceso por el cual los volcanes submarinos interactúan con la roca y producen metano que alimenta a las bacterias. Quizá haya bacterias marcianas bajo la superficie que comen metano, explicó a Gizmodo Tanya Harrison, directora de investigación de la Iniciativa de Ciencia y Tecnología Espacial de la Universidad Estatal de Arizona (“NewSpace”). Pero por ahora, no hay pruebas de tales bacterias.

El metano es una buena noticia, esté vinculado a la vida o no. “Pensamos que Marte estaba muerto internamente”, dijo Harrison. “Ahora tenemos datos para confirmar que hay un ciclo estacional, lo que sugiere que el metano está siendo generado por algo”.

Todas las fuentes externas con las que hablé dijeron que es importante ser escéptico sobre las afirmaciones de que haya vida, extinta o no, en el planea rojo. Al fin y al cabo, solo se han hallado moléculas orgánicas, por lo que aún estamos en la etapa de la química, y no de la biología. Además, los científicos no saben cuáles eran las moléculas originales antes de que Curiosity calentara las rocas para realizar mediciones, dijo a Gizmodo la científica de la Universidad de Utrecht, Inge Loes ten Kate, que no participó en la investigación.

Todavía queda mucho por aprender sobre Marte. Las misiones Insight y ExoMars nos enseñarán más sobre la geología y el metano del planeta. Mars2020 arrojará luz sobre las moléculas orgánicas y preparará una muestra que una futura misión podría traer a la Tierra. Marte no recicla su roca como lo hace la Tierra, así que tal vez su antiguo polvo nos puede enseñar una o dos cosas sobre la historia de nuestro propio planeta, explicó Siebach.

Le pregunté a los científicos con los que hablé si pensaban que había vida en Marte, y el consenso fue: quizá sí, quizá no. “Si exploras ambos caminos hacia adelante, es asombroso”, dijo Eigenbrode. “Es fascinante lo que significan para comprender la vida en nuestro universo”.

Volver

Comentarios