test

El huracán 'Florence' deja al menos 5 muertos en la costa este de EEUU

Publicado: 15 Septiembre 2018

El huracán Florence provocó varias muertes al azotar el viernes la costa atlántica de Estados Unidos, en medio de fuertes vientos y lluvias torrenciales que dejaron a decenas de personas atrapadas en inundaciones, antes de ser degradado a tormenta tropical.

Las autoridades confirmaron al menos cinco muertos, entre ellos una mujer y su bebé, que fallecieron al caer un árbol sobre su casa en Carolina del Norte, uno de los estados más golpeados por la tormenta junto a Carolina del Sur.

Se espera que el ciclón, que este viernes se debilitó hasta llegar a la categoría 1 sobre 5 y que posteriormente fue rebajado a tormenta tropical, atraviese las dos Carolinas a lo largo del fin de semana.

Los meteorólogos prevén “inundaciones catastróficas” y desbordamientos del agua de los ríos en un territorio con numerosas marismas y pantanos.

En los próximos días, Florence se adentrará en el interior y se deslizará por el oeste. Hasta 10 millones de personas residen en zonas que están en alerta por el huracán.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, confirmó que el ciclón estaba “causando estragos” en la costa y podría arrasar comunidades enteras.

La tormenta arrojará el agua suficiente para llenar 65.000 edificios como el Empire State, según los expertos.

El panorama en las calles costeras en las Carolinas era preocupante. El agua del espumosa del océano se desplegaba por las avenidas con pedazos de edificios que habían sido arrancados por los fuertes vientos.

Según los medios locales, los escasos coches que circulaban por la calle principal de Wilmington, una de las ciudades más afectadas de Carolina del Norte, tuvieron que esquivar árboles caídos, restos de metal y cables eléctricos.

Los semáforos fuera de servicio se balanceaban según las rachas del viento racheado. El aeropuerto de la ciudad fue sacudido por una ráfaga de viento de 169 kilómetros por hora, la más alta desde el huracán Helene en 1958.

Las dos primeras víctimas mortales de Florence eran de esta ciudad costera. Una madre y su hijo perdieron la vida al caer un árbol sobre su casa. Después se sumó una mujer que murió de un ataque al corazón en Hampstead y otras dos en el condado de Lenoir: la primera, falleció al enchufar un generador de electricidad bajo la lluvia; la segunda, fue arrastrada por el viento cuando salió al patio a amarrar a sus perros. Todas las muertes han tenido lugar en Carolina del Norte.

Volver

Comentarios