test

Ayanna Pressley, demócrata afroamericana se impone a congresista veterano en las primarias de Massachusetts

Publicado: 05 Septiembre 2018 | Visto 143 veces

La vieja guardia demócrata en Estados Unidos no gana para sorpresas. Esta vez el golpe de gracia llegó desde Massachusetts, donde la aspirante Ayanna Pressley se impuso en las primarias al veterano Michael Capuano, que lleva diez mandatos representando a su distrito en el Congreso.

A sus 44 años de edad, la concejal de Boston se convierte en la primera afroamericana del Estado electa para ocupar un escaño en la Cámara de Representantes.

La de Ayanna es una victoria doble, porque no tendrá rival republicano en las legislativas de noviembre. El séptimo distrito de Massachusetts es de los más progresistas del país y estuvo representado en el pasado por John F. Kennedy.

Es una situación parecida a la de la neoyorquina Alexandria Ocasio-Córtez, que prácticamente tiene ganado el voto en Nueva York, donde los conservadores no tienen opción alguna en el Bronx y Queens.

Capuano era especialmente vulnerable en estas primarias demócratas, pese a llevar 20 años invicto. Primero, porque la candidatura de Pressley ganó fuerza mientras tomaba cuerpo el giro hacia la izquierda entre los liberales.

Segundo, jugó en su contra la baja participación tras un fin de semana de tres días por Labor Day. Y tercero, porque hace unos años se redibujaron las líneas del distrito.

Pressley ya fue la primera concejal negra en el consejo municipal de Boston. Activista como Ocasio-Cortez, expuso durante la campaña las dificultades que tuvo en la vida. “La gente que está más cerca del sufrimiento debe estar más cerca del poder”, reza su eslogan. Curiosamente, Capuano está considerado también como uno de los demócratas más progresistas en Washington.

En el distrito que representará Ayanna, los residentes blancos son minoría. La futura congresista asegura que utilizará su escaño para llevar nueva energía a Washington y poner en evidencia las necesidades de las familias económica y socialmente más rezagadas.

El hecho de que no hubiera rival republicano pudo provocar que los afiliados a los apostaran esta vez por una nueva cara.

Volver

Comentarios