test

El huracán Lane comienza a sentirse en Hawai

Publicado: 23 Agosto 2018 | Visto 257 veces

El inminente huracán empezó a hacerse real para los habitantes de Hawaii luego de que se abrieron los refugios de emergencia, comenzó a llover y las alertas sonaron en sus celulares.

Está previsto que Lane continúe girando hacia el noroeste, en dirección al archipiélago, este jueves, y podría convertirse en el ciclón más potente que azota la región desde el huracán Iniki en 1992.

A las 11:00 p.m. de la noche del lunes en Hawaii, 5:00 a.m. del martes en Puerto Rico, el ciclón se encontraba en la latitud 16.3 grados norte y la longitud 156.9 grados oeste, a 235 millas del sur suroeste de Kailua y 350 millas del sur de Honolulu. Tenía vientos sostenidos de 145 millas por hora, lo que lo cataloga en categoría 4 de la escala Saffir-Simpson.

Lane se mueve al noroeste a siete millas por hora con una presión de 939 milibares.

El Centro de Huracanes del Pacífico Central de los Estados Unidos mantenía a esta hora una advertencia de huracán para las islas de Oahu, Maui, Lanai, Molokai, Kahoolawe y Hawaii.

Según el mapa de la posible trayectoria que se ha trazado, se espera que Lane no entre al territorio. Sin embargo pasaría “muy cerca” del archipiélago entre este jueves y el viernes.

La entidad meteorológica augura que caerían entre 10 a 20 pulgadas de lluvia, con cantidades de hasta 30 pulgadas en zonas aisladas. También se sentirían fuertes vientos huracanados y marejada ciclónica de hasta cuatro pies.

"En este momento, todo el mundo está esperando”, dijo Christyl Nagao, de Kauai. "Nuestras familias están aquí. Tenemos negocios y otras cosas. Solo hay que cuidar el fuerte y agarrarse fuerte”.

Las autoridades abrieron albergues en la Isla de Hawaii y en Maui, Molokai y Lanai el miércoles y pidieron a quienes necesiten alojarse en Molokai que vayan allí pronto por miedo a que la principal autopista en la costa sur de la isla quede intransitable.

En la isla de Oahu, que está en alerta por huracán desde el miércoles en la noche, estaba previsto que los refugios abriesen el jueves. Las autoridades trabajaban también para ayudar a la considerable población de personas sin techo, la mayoría de los cuales viven cerca de playas o arroyos que podrían desbordarse.

Volver

Comentarios