test

Drew Brees lidera la remontada de su equipo y va por el título de la Conferencia Nacional.

Publicado: 18 Enero 2019 | Visto 131 veces

New Orleans LA- El mariscal de campo de los New Orleans Saints, Drew Brees, compartió una curiosa estadística después de que su equipo derrotara al campeón defensor Philadelphia Eagles el domingo: en el tercer cuarto, cuando los de casa perdían con los Eagles por 4 puntos, los Saints armaron una serie de 23 jugadas y 117 yardas para touchdown. Sí, 117, si incluyes las sanciones que obligaron a los Saints a retroceder y recuperar el terreno perdido. La larga marcha por el campo, que oficialmente fue catalogada como un recorrido de 18 jugadas y 92 yardas, dio sus frutos cuando Brees encontró al receptor Michael Thomas para un touchdown de recepción de 2 yardas que puso a los Saints por delante.

“Ese fue el momento clave del partido, cambió el rumbo de todo el juego”, dijo Brees sobre el manejo del balón en el tercer cuarto de 11 minutos y 29 segundos. “Sabíamos que todo después de eso sería construir una pista”. Los Saints, ganaron, 20-14, superando un comienzo lento y un montón de errores en su juego divisional para establecer una revancha contra los segundos mejor instalados los Carneros de Los Ángeles el próximo domingo aquí en Nueva Orleans.

El juego comenzó con los Eagles jugando como los campeones del Súper Bowl. Anotaron dos touchdowns rápidos para adelantarse en el marcador 14-0 antes de que terminara el primer cuarto, calmando a la ruidosa multitud de 73,027 en el Superdome. Pero esos eran los únicos puntos que los Eagles anotarían. Los Saints recuperaron 4 puntos por detrás en el medio tiempo, y luego en el tercer cuarto, Brees encontró su ritmo, dirigiendo el impulso épico que dejó a la defensa de los Eagles, ya herido por las lesiones.

El mariscal de campo de los Eagles, Nick Foles, quien se parecía a la versión mágica de la postemporada de sí mismo en las dos primeras series ofensivas de su equipo, no pudo hacer mucho daño en la segunda mitad, luchando por comunicarse con sus compañeros en medio del ruido de la multitud. “Creemos que es una gran ventaja jugar aquí”, dijo el entrenador de los Saints, Sean Payton. “Es una de las razones por las que luchas por quedar en buena posición a lo largo de la temporada. Hay una atribución a ese ruido. Es toda la comunicación lo que te estresa, no solo en una jugada, sino en todo el juego “.

Brees no enfrentó tales preocupaciones mientras continuaba su dominio en Nueva Orleans, donde permanece invicto en los playoffs. Brees encontró a su receptor favorito, Thomas, temprano y con frecuencia; Thomas tuvo 12 recepciones para 171 yardas, incluyendo cuatro recepciones en el tercer cuarto de 92 yardas. Brees, quien esta temporada se convirtió en el líder de pases de la NFL y estableció el récord de liga en porcentaje de finalización en una temporada, terminó 28 de 38 para 301 yardas, con dos pases de touchdown y una intercepción.

El siguiente paso para los santos son los Rams. Los Saints les dieron su primera derrota de la temporada en el Superdome con una victoria de 45-35 en noviembre.

Otra de las jugadas claves del partido fue cuando los Saints sacaron un conejo de su sombrero con un falso despeje. La estrella utilitaria del equipo, el mariscal de campo Taysom Hill, se alineó detrás del centro en cuarta y 1 en la mitad del campo de los Eagles, tomó el tiro y corrió 4 yardas para un primer intento. “Es una llamada audaz”, dijo Hill. “No me lo iban a negar”.

Por otro lado el pateador de los Saints Wil Lutz agrego un gol de campo a principios del ultimo cuarto para dar a los Saints una ventaja de 6 puntos, pero perdió otro intento con poco menos de tres minutos para darle a los Eagles una ultima oportunidad, Foles rápidamente movió a los Eagles a la yarda 27 de los Saints justo antes de la advertencia de los dos minutos, pero luego un pase de segunda oportunidad paso por las manos de Alshon Jeffery y fue capturado por Lattimore para su segunda intercepción del juego. Inmediatamente la multitud estallo una vez mas y comenzó a celebrar, al sentir otra fiesta el próximo fin de semana ante los Rams.

Brees y Los Saints ahora tendrán que encontrar una manera de frenar una ofensiva tan potente como la suya.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios