test

Urgente El Sistema Escolar en Louisiana necesita más que traductores

Publicado: 28 Agosto 2018 | Visto 420 veces

La valentía de una madre nicaragüense que se indigno ante la injusticia que se estaba cometiendo contra un joven inmigrante al cual aparentemente se le estaba negando el derecho a ser matriculado en una escuela de secundaria de Morgan City, Louisiana por el hecho que su hermano no tiene un ID del estado, provoco que Blanca Méndez, llamara a la redacción del periódico Jambalaya News Louisiana, pidiendo ayuda y a la vez denunciando la situación.

La denuncia fue contra Mrs. Holly Manuel, una de las secretarias de la oficina administrativa donde reciben a quienes llegan a la escuela solicitando información o pidiendo ayuda para algún trámite estudiantil. Darlen Guadalupe Suazo relato la forma grosera y prepotente en la que la señora Manuel lo trato después que Guadalupe le explico a través del intérprete que le asignaron en la escuela que no tenía un ID. Que no tenía papeles y que lo el quería era registrar a su hermano en la escuela.
“La señora de la administración se puso agresiva y comenzó a preguntarme por pruebas de residencia de este estado para poder matricular a mi hermano en la escuela. Para registrar al niño necesita un ID o su licencia me decía, o caso contrario no podrá registrarlo. Ella me cerró las puertas de un solo. Me pregunto como yo había llegado ahí, si no tengo licencia”. Dijo Guadalupe.

Investigando un poco mas con la comunidad hispana de Morgan City, nos enteremos que el caso de Guadalupe quien llego hace una semana de “Casa Hogar” el refugio donde permanecen los menores de edad hasta que son reunificados con sus familiares no es el único. El caso de Yorleni Marina Rivas no tuvo la misma suerte de otros, ya que de acuerdo a declaraciones de su hermana Elvia Santos, cuando ella quiso matricular a su hermana menor en la misma escuela secundaria, estos le dijeron que no se podía porque ya iba a cumplir 17 años, por lo tanto se quedo sin estudiar. La contraparte de esta historia es que Suyapa Gutiérrez, hondureña con cinco hijos, recibió la llegada de su sobrino de 17 y a este si lo aceptaron en la escuela y sin pedirle ningún tipo de documentación a ella. Las razones del porque en unos casos los resultados son favorables y en otros no, es el acertijo que las autoridades del sistema educativo de Louisiana tendrán que empezar a resolver de ahora en adelante.

A manera de comprobar las denuncias de estos padres de familia el equipo de investigación de Jambalaya News Louisiana se dio a la tarea de acompañar a Darlen Guadalupe a Morgan City High School para intentar matricular a su hermano una vez más. Tal y cual lo había explicado Guadalupe cuando se le pregunto al personal de administración cuales eran los requisitos para registrar estudiantes lo primero que nos dijeron fue necesitas un ID, es más nos mostraron los letreros en ingles y español que la escuela tiene desplazados en diferentes áreas de la oficina, pero sin explicar el mensaje correcto, que el ID es para ingresar a la escuela y poder desplazarse en ella sin dificultad, por el contrario, la exigencia del ID para quienes tienen limitación del ingles, representó como en el caso de Darlen y quien sabe cuántas familias más un claro obstáculo para no registrar a los menores.

De acuerdo a las declaraciones de su director Mickey P. Fabre III Morgan City High School cuenta con una población de 746 estudiantes de los cuales más del 20% son de origen latino. Sirve a la comunidad estudiantil del 9-12 grado y nos explico el porqué la escuela requiere de un ID. “Estamos desarrollando un nuevo sistema y el ID es solo para comprobar los antecedentes de las personas que están ingresando a la escuela, queremos saber que los niños están seguros. Esto no tiene nada que ver con la registración de sus hijos a la escuela, siempre y cuando los padres tengan los documentos en regla, son bienvenidos en la escuela, no es nuestro negocio si tienen o no papeles”. Declaro Mickey .

La historia de Darlen y su hermano tuvo un desenlace feliz, porque al final se conto con la colaboración y disposición de ayudar del director de la escuela, sin embargo es muy importante que el sistema educativo pueda corregir lo más pronto posible el problema que les está ocasionando la barrera del lenguaje a las escuelas, ya que cada día son más los niños de origen hispano que están ingresando a las escuelas y se debe contar con el personal capacitado en las oficinas que es el primer punto de referencia y así ayudar de una manera más eficiente a los padres y evitar que las informaciones sean manipuladas al gusto del que quiere perjudicar o del que sencillamente no entendió el mensaje y lo llevo mal.
Ojala y mas Blancas Méndez resurjan de entre la comunidad y se atrevan a denunciar las injusticias que se están cometiendo en nuestra comunidad y de esa manera ayudar a que se mejoren las relaciones. Por ahora el anhelo y la responsabilidad de Darlen de hacer lo correcto se cumplieron. “Mi obligación como familiar es matricularlo en la escuela, si no lo hago me expongo a que me venga a buscar la policía y me metan preso” dijo. Guadalupe trabaja cortando césped y en mantenimiento, lleva 12 años viviendo en este país, se congrega en la Iglesia Tabernáculo Nueva Vida, cuando le pregunte si deseaba regresar a Honduras su respuesta fue categórica “Nuestro país está bien difícil, y más ahora con la criminalidad que existe”.

Las palabras finales del director Fabre III para nosotros fueron que lo mantuviéramos informado de cualquier situación que se presentara y que les dijéramos a los padres que si tienen problemas que lleguen a la escuela y que lo busquen, que él estará contento de escucharlos y ayudarlos.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios