test

Extender una segunda oportunidad a las personas que han pagado sus deudas a la sociedad

Publicado: 10 Abril 2018

En el 2017, la Legislatura de Louisiana aprobó una serie de reformas a la justicia criminal destinadas a reducir la población carcelaria, prevenir la delincuencia y ahorrar dinero de los contribuyentes. A pesar de estar basados en datos y respaldados por investigaciónes, no todas las reformas recomendadas por la Fuerza de Tarea de Reinversión de Justicia (Task Force) se convirtieron en ley. Estas propuestas, que fueron elaboradas con el aporte de los sobrevivientes de delitos, fiscales de distrito, jueces, el Departamento de Seguridad Pública y Correcciones de Louisiana y la aplicación de la ley, habrían reducido de manera segura nuestra población carcelaria y ahorrarían dinero a los contribuyentes.

Es hora de comenzar a implementar las recomendaciones del Grupo de trabajo y cambiar las leyes que impiden a muchos habitantes de Louisiana poder demostrar su rehabilitación y reunirse así poder con sus familias y comunidades. Luisiana puede responsabilizar a las personas por sus acciones y ofrecer oportunidades de redención.

EL PROBLEMA

Los contribuyentes pagan la factura por el aumento de los costos a medida que las personas encarceladas envejecen.

Catorce por ciento de la población carcelaria de Louisiana - casi 4,900 personas - están cumpliendo cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Setenta y seis (76) por ciento de las personas encarceladas en la Penitenciaría del Estado de Louisiana en Angola morirán allí. Mientras más tiempo permanezcan las personas en prisión y más envejezcan ahí, más le cuesta al estado y a los contribuyentes el alojamiento y tratamiento. Las prisiones deben proporcionar atención médica a las personas encarceladas, que van desde medicinas para la presión arterial hasta diálisis e insulina, y tratamientos para el cáncer. El costo de los medicamentos y la atención especializada por sí solos puede superar los $ 100,000 para algunas personas encarceladas.
Las personas en Louisiana pasan un tiempo excesivo en prisión sin ningún impacto positivo en la seguridad pública. Las investigaciones muestran que las personas envejecen rutinariamente sin delinquir. Aproximadamente un tercio de los que cumplían condenas de por vida tenían menos de 25 años cuando fueron condenados. Las sentencias más largas no han demostrado prevenir el crimen. Además, las largas penas de prisión no son más efectivas que las penas de prisión más cortas para reducir la probabilidad de que las personas reincidan.

Las leyes de sentencia de Luisiana son más duras que las de otros estados.

Louisiana es uno de los únicos seis estados donde los adultos que han recibido cadena perpetua nunca son elegibles para la libertad condicional. Esto significa que cada vez que una persona es sentenciada a cadena perpetua en Louisiana, esa persona morirá en prisión. Louisiana y Mississippi son los únicos dos estados que ordenan la cadena perpetua sin libertad condicional para las personas acusadas de asesinato en segundo grado. En Texas, el asesinato en segundo grado conlleva una sentencia de cinco a 99 años, con elegibilidad de libertad condicional después de 30 años. En Arkansas, la sentencia por ese delito oscila entre 10 y 40 años. Hay casi 4,900 personas que cumplen cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en Louisiana. Eso es más que la cantidad de personas que cumplen cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en Alabama, Arkansas, Mississippi, Tennessee y Texas, en conjunto.

LA SOLUCIÓN

Apoyar la SB 269 (Carter)

Amplía la elegibilidad de libertad condicional a las personas que cumplen condenas de por vida que han cumplido 30 años y han alcanzado la edad de 50 años. Amplía la elegibilidad de la libertad condicional a las personas condenadas a largas penas de prisión que hayan cumplido 20 años y hayan cumplido los 45 años.

Louisianans for Prison Alternatives (LPA) es una coalición diversa de organizaciones comprometidas a nivel estatal a reducir la tasa de encarcelamiento de Louisiana. LPA ve una necesidad urgente que la Legislatura del
Estado de Luisiana apruebe una reforma
integral a la legislación justicia penal para
hacer que nuestro sistema sea más justo, responsable y transparente para todos los habitantes de Louisiana

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios