test

Venezuela: Entra en vigor el nuevo cono monetario con cinco ceros menos

Publicado: 21 Agosto 2018 | Visto 239 veces

Bajo los embates de una hiperinflación que devora todas las expectativas, entra este lunes en vigor en Venezuela su nuevo cono monetario. El bolívar “soberano” tiene cinco ceros menos que los billetes actuales.

Quitarle ceros a los papeles no es algo nuevo para un país donde la carrera contra los precios siempre tiene como ganador al mercado negro.

En el 2008, ya se habían podado tres al bolívar. Diez años más tarde se promete con la reconversión monetaria domesticar finalmente el descalabro inflacionario.

En la noche del domingo, los bancos venezolanos comenzaron su apagón electrónico para adaptarse a la realidad emergente. Los comercios cerraron sin saber a ciencia cierta cómo responder a las exigencias del cambio. El bolívar “soberano” convivirá temporalmente con los billetes de antigua denominación hasta que se extingan.

El presidente Nicolás Maduro dispuso el viernes un aumento del salario mínimo 35 veces superior al actual, pasando de 1,3 dólares a 45 dólares, según la tasación ilegal que en los hechos regula la economía. Esto equivaldrá a 1.800 bolívares “soberanos”.

La naciente moneda estará anclada al “petro”, la criptomoneda que promueve el Estado de manera oficial y que es respaldada por los 5.342 millones de barriles del campo 1 del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco.

El madurismo la lanzó meses atrás para sustituir gradualmente al dólar como moneda de reserva y, a la vez, evadir el cerco de las sanciones financieras de la administración Trump. Cada petro, aseguró Maduro, equivale a unos 60 dólares, lo que cuesta en estos momentos el barril de petróleo venezolano.

El Gobierno está convencido que “esta vez” sí se derrotará a la hiperinflación y a las mafias que especulan con el circulante. “Las medidas de Maduro: nunca se le había pedido tanto a la magia”, señaló sin embargo Giorgio Cunto en el portal Prodavinci con cierto pesimismo.

La reconversión monetaria y el aumento del salario, anticipó, no resolverán el drama económico y social. Cunto y otros especialistas auguran a su vez que la expansión monetaria no se detendrá y que pronto el “soberano” será arrasado por un aumento del costo de la vida. Tampoco será posible garantizar la disciplina fiscal en un país económicamente quebrado.

Volver

Comentarios