test

Jambalaya Cultural - Un espacio con razón de ser

Publicado: 12 Septiembre 2018 | Visto 122 veces

Entre algunos de los poetas más referentes de Grecia se encuentra Constantino Petrou Cavafis quien nació en Alejandría en 1863 y fallecido en 1933. “ Casi toda su vida la paso en su ciudad natal. Trabajo para la administración británica en Egipto. No publico ningún libro durante su existencia. Sus poemas se difundieron en revistas locales y en hojas sueltas o pequeños folletos que el mismo se encargaba de editar y distribuir entre un selecto número de amigos y conocidos. Fue hasta los dos años de su fallecimiento que se publicó la primera edición de sus POEMAS CANONICCOS. La obra de Cavafis se ha vuelto esencial para comprender la poesía del pasado siglo y pensar en la del siglo XXI. Es una poesía que explora con una voz intensa e irrepetible, universal e íntima, que trasciende los límites del género y se expande en un complejo dramático y coral”. De su OBRA COMPLETA damos a conocer uno de sus interesantes poemas.

ITACA.

Cuando salgas hacia Ítaca
ruega porque el camino sea largo ,
lleno de peripecias
y descubrimientos.
A lestrigones y a ciclopes
o al iracundo Poseidón no temas.
No encontraras tal cosa en tu camino
si alto es tu pensamiento
y refinada la emoción que toque tu espíritu y tu cuerpo.
A lestrigones y a ciclopes
o al fiero Poseidón no habrás de hallarlos.
A no ser
que los lleves en tu corazón,
mientras tu corazón no los ponga frente a ti.

Ruega porque el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas del verano
cuando arribes, conque placer y alegría.¡
a puertos nunca vistos,
detente en los mercados de Fenicia
y compra allí lindos artículos,
Madreperla y coral, ámbar y ébano
y toda clase de perfumes sensuales ,
tantos perfumes sensuales como puedas.
Acude a muchas ciudades egipcias
para aprender de los versados.
Ten siempre a Ítaca en la mente.
Llegar allí es tu destino.

POMPEYO CYRANO DEL VALLE
MONCADA.

Este es el nombre de uno de los intelectuales más representativos de Honduras. Fue un ensayista, periodista, narrador y un poeta de altura. Nació en Tegucigalpa, un 26 de octubre de 1928. Hijo de padre Peruano y madre de nacionalidad hondureña. Este personaje falleció a los 88 años en la antañona ciudad de Comayagua, el jueves 23 de agosto, por causas naturales.

Integro la generación del 50, con su muerte se cierra un ciclo de esta valiosa etapa poética, a la cual pertenecieron Antonio José Rivas, Nelson Merren, Oscar Castañeda, Roberto Sosa, Oscar Acosta, David Moya Posas, Felipe Elvir Rojas, Héctor Bermúdez Milla, Jaime Fontana, Miguel R. Ortega y Daniel Laínez, entre otros. Esa se llamó la generación dorada. Entre las obras de Pompeyo del Valle figuran, RETRATO DE UN NIÑO AUSENTE, prosa 1969. Exaltación de Honduras, 1971, en colaboración con Oscar Acosta. BELLEZA DEL AMOR, poesía, 1970. CIUDAD CON DRAGONES, poesía, 1980. EL FUGITIVO 1063. LOS HOMBRES VERDES DE ULA. UNA ESCAMA DE ORO YOTRA DE PLATA. Además fue redactor del periódico El Cronista y de El día. Dirigió la revista de la Universidad Autónoma y su Boletín Informativo. Le cantó a la infancia, al amor y a la temática social. Aquí creo importante recordar algo de uno de sus bellos poemas, leamos entonces lo siguiente.

PASA LA CIUDAD DICIENDO VAN LOS HELADOS, MIENTRAS EMPUJA UN carrito. PASA AGOSTO, SE HACE TARDE, SOLO EL AMOR NO PASA. Contundente diafanidad y sencillez. Así interpreto el carácter de su pueblo. En 1978 obtuvo el premio de poesía en los Juegos Florarles del Consejo Metropolitano del Distrito Central. En 1981 se le concedió el premio nacional de literatura. También obtuvo el premio Ramón Amaya Amador. El galardón Hoja de Laurel de Oro. Su primer libro lo escribió en 1956, se llamó LA RUTA FULGURANTE y uso el seudónimo de Adán Marino. El poeta del Valle sufrió persecución política. En 1962 la policía irrumpió en su casa. En 1963 lo capturaron, y esto hizo que fuera al exilio, primero a México y después a Europa.´´

´´Supo de la cárcel y la persecución constante, por eso encontró en la poesía y en la narrativa el espacio más hermoso para hablar de la esperanza sin sentirse humillado. La palabra fue su templo y su consuelo. No dudo del amor, creía en la honestidad. Soñó con un mundo de justicia e igualdad. Fue un crítico abierto en los instantes especiales donde otros no podían admirar el vuelo de un pájaro sin ser acusados de subversivos”. “Su nombre mismo evocaba una saga mítica. Amaba a Honduras pero la combatía con delicadeza y Esperanza. La quería libre e igualitaria. “Varios de sus poemas han sido traducidos al inglés, chino, ruso y Ucraniano.

Volver

Comentarios