test

La SIP premia al periodismo independiente en Nicaragua por denunciar el “régimen de Daniel Ortega”

Publicado: 06 Septiembre 2018

“Desde abril de este año la prensa nicaragüense ha afrontado con valentía las presiones, la intimidación y el acoso”. Así ha descrito la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) el trabajo de los medios independientes de Nicaragua al anunciar la entrega del Gran Premio Libertad de Prensa 2018.

La institución ha reconocido, además, la persistencia de los medios en denunciar de manera rigurosa “la violación de los derechos humanos y la violencia indiscriminada del régimen de [el presidente] Daniel Ortega”, según el comunicado publicado este miércoles.

La escalada de violencia y la represión a opositores y periodistas ha ido en aumento en el país latinoamericano desde que, el pasado 18 de abril, el presidente Ortega ordenara reprimir una manifestación pacífica contra las reformas de la Seguridad Social.

Ese día, fueron también agredidos reporteros nicaragüenses y extranjeros que se encontraban trabajando en el lugar y, desde entonces, la persecución y la criminalización de la prensa se ha convertido un escenario común.

“Ha sido un año de acontecimientos noticiosos de relevancia y eso se refleja en los temas de los trabajos que resultaron galardonados. En su quehacer diario, la prensa hace gala de una extraordinaria calidad, que el concurso de la SIP puede destacar en apenas una parte", ha dicho Marcel Granier, presidente de la Comisión de Premios de la organización, durante el anuncio.

El premio de la SIP llega en un momento crítico para la presidencia de Ortega. Precisamente este miércoles el Consejo Permanente de la ONU analizará lo ocurrido durante los últimos cuatro meses en el país latinoamericano con vistas a tomar medidas.

El encuentro se da a partir del informe presentado por una misión del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, expulsada de Nicaragua por el propio Ortega tras publicar el documento, donde responsabilizaba al Gobierno de graves violaciones a los derechos humanos.

Otro golpe duro para el sandinista que hasta este miércoles había intentado desmentir las acusaciones.

Volver

Comentarios