test

La mujer más tatuada de Europa

Publicado: 17 Mayo 2017

La española Lidia Reyes se ha ganado el título de “la mujer más tatuada de Europa”.

Sin embargo, después de haber conseguido el récord, ha decidido quitarse con láser los dibujos de su cara, ya que se siente “demasiado llena” y extraña su rostro verdadero. Conoce su historia en esta galería y sorpréndete con los resultados.

Su historia

Lidia Reyes es catalana y tiene 32 años. Después de haber conseguido el título de “la mujer más tatuada de Europa”, ella ha decidido quitarse con láser todos los dibujos de su cara. “No me estoy quitando los tatuajes de la cara porque no me guste lo que llevo, sino porque me he cansado de verme

Lidia es madre de dos hijas y se tatuó gracias a colaboraciones de tatuadores profesionales, que dibujaron su piel a cambio de publicitar sus trabajos en las redes sociales.

El proceso

Actualmente, se está sometiendo a un doloroso y largo tratamiento para eliminar los dibujos de su rostro. La tarea le llevará varios meses, pero los cambios ya son notorios. “No me los voy a quitar todos. Será el 95% de los tatuajes de la cara y luego me haré uno nuevo, porque me he cansado de verme tan llena”, indicó la joven en YouTube.

Marcas permanentes

El único tatuaje que no podrá retirarse es el de los ojos, que los lleva de color rosa, ya que ese sí es irreversible, pues el láser podría dejarla ciega.

Láser

“Los animo a que prueben el láser, yo estoy muy contenta. Si ven fotografías mías de antes, verán que el láser va haciendo efecto, la calavera estaba más oscura, la nariz la tenía completamente negra y ya está muy difuminada... Es un proceso largo y lento, pero eficaz”, sostuvo en su red social.

Mucho dolor

“El láser duele, como si te estuvieran dando latigazos con una goma en la cara, así es el dolor que se siente. Pero soy la menos indicada para hablar porque tengo un nivel de aguante muy alto”, contó en la grabación.

Quitando las marcas

“En la cara pica, sobre todo cuando se acerca al contorno de los ojos, es una zona delicada. Pero yo lo aguanto bien. El dolor depende del tatuaje. Hay zonas no dolorosas y otras, como la cabeza o la primera falange de los dedos, que sí lo son”, explicó en otro de sus videos.

Récord Guinness

Lidia quiere volver a tatuarse, pero ya no en el rostro, sino en cualquier otro lugar del cuerpo. La joven aún espera mantener su título en el récord Guiness, por lo que volverá a tatuarse después del tratamiento.

Belleza

Respecto a su apariencia, Lidia comentó en sus videos: “No quiere decir ni que me vea fea, ni que no me gusten los tatuajes en la cara. Simplemente echaba de menos mi rostro de antes”.

Volver

Comentarios