test

Posición política

Publicado: 11 Julio 2015

Comenzó el fragor de la contienda política en éste país de casi 320 millones de habitantes, y es preciso con la serenidad del caso aportar algunos criterios para que las minorías que ejercen su derecho a elegir tengan algún grado de conciencia, en ése acto que se concibe como pilar del sistema democrático.

Veamos algunos datos, en las elecciones generales del 2012, ejercieron el voto un promedio de 120 millones de personas, de los cuales el Partido Demócrata logró una mayoría pírrica en el voto popular. De ésta manera, queda establecido qué en este caso, fue la minoría la que eligió al Presidente Barack Obama: y éste fenómeno sucede en la mayoría de los países que se van a elecciones en consultas populares a través del voto.

En el caso de Latino América, es más sencillo porque impera el fraude, el soborno, el chantaje, la maniobra, la zancadilla, la cárcel, el destierro y el entierro como decía el Generalísimo y Doctor “Benemérito de la Paz” hombre providencial, el más bello de Honduras” don Tiburcio Carías Andino, dictador por 16 años, ya que en ésas elecciones votaban hasta los muertos algo increíble, y en pleno Siglo XXI, aún persisten éstas mañosas prácticas.

En este año de lucha electoral, el pueblo norteamericano ve con asombro la cantidad de pre candidatos a ganar la nominación por su partido, con miras a las elecciones generales el 6 de noviembre del 2016, solo por el Partido Republicano van hasta ahora 15 aspirantes; con la última postulación el 16 de Junio del magnate y multimillonario Donald Trump. Por el Partido Demócrata van 4.

La gran fuerza política en éste país está centrada en dos partidos, el Republicano y Demócrata, con unos intentos por allí, de un partido Independiente, que en la práctica no lo es, con un Partido Libertario, otro que se llama Verde, otro Constitucional, Paz, Libertad y Justicia, todos estos partidos hormigas que no reclutan ni al vecino pero desean tener parte del pastel. La gran tristeza en éste fenómeno electoral es poner en manos de un incapaz la vida y el porvenir de millones de personas.

El nuevo inquilino de la Casa Blanca de ser republicano lleva un objetivo claro destruir lo que un Presidente Demócrata ha realizado, en este caso sería: el plan de salud que abarca a millones de personas, cambios sustanciales en el sistema educativo, los planes de seguridad social, los avances en el plan de migración, y en el ya cuestionado PLAN EJECUTIVO, en la apertura política en las relaciones con la República de Cuba, y más...

Lo que decimos tiene respaldo histórico, en el 2008 un afroamericano Herman Caín miembro del Partido Republicano, precandidato a la Presidencia, en el inicio de su campaña dijo; “que construiría un muro gigante con canales de agua y los llenaría de cocodrilos para que los inmigrantes que saltaran el muro al caer al agua fueran devorados por estos reptiles”. Donald Trump también aspirante a la Presidencia por el Partido Republicano dijo recientemente que, “los mexicanos eran traficantes de drogas, violadores, y otras acusaciones más, y que ordenaría construir un gran muro y que el gobierno de México debería pagarlo.

Bobby Jindal gobernador de Louisiana afirmo su decisión de eliminar las propuestas del Presidente Obama, estas declaraciones son muestras de racismo y xenofia hacia un grupo determinado de personas que viven y trabajan en este país. Los votantes se van a encargar que el próximo Presidente de EEUU tenga capacidad, moralidad, honestidad, humanismo, sea defensor de la paz, la libertad la democracia. La gran interrogante es ¿Existirá un candidato con esas virtudes?

Nuestra posición que no se inclina a ninguna facción política, sino a las causas justas de una comunidad inmigrante en crecimiento. No podemos ser neutrales porque ello es sinónimo de traición; propio de un ser desgraciado, sin personalidad y sin opinión. Aseguramos a nuestros lectores que por ahora y para siempre estaremos con el pueblo norteamericano.

Volver

Comentarios