test

VENEZUELA, VIERNES DE ARMAGEDON

Publicado: 28 Agosto 2018

El 17 de Agosto del año 2018 pasara a la historia como el día de la llegada del Armagedón en Venezuela. El Dictador Nicolás Maduro anuncio las “medidas” económicas más inverosímiles e insensatas que cualquier gobierno pueda implementar para combatir una espiral de hiperinflación que azota actualmente a la población. Venezuela, el país más rico en recursos de Latinoamérica se encuentra actualmente sumido en la más grave crisis económica de su historia. Ya en los actuales momentos, la situación de hiperinflación en Venezuela es de gran magnitud y el proceder de la dictadura es de echar más combustible al fuego además de negarse a ejecutar medidas para combatir dicho flagelo. La moneda (El Bolívar) ha sido pulverizada; se ha convertido en papelillo frente al dólar estadounidense, el euro y demás monedas de la región. Al momento de escribir, este servidor les asegura que tan solo UN DÓLAR representa 6.000.000 Bsf y la bola pica y se extiende.

EL ANTES DEL 17 AGOSTO

Los indicadores económicos ACTUALES pueden ser comparados desde ya con economías posguerra. El Fondo monetario Internacional (FMI) pronostica que al finalizar este año, Venezuela cerrará con una hiperinflación de 1.000.000 % y compara la situación del país suramericano, con los sucesos hiperinflacionarios de la Alemania de los años 20 o con lo acaecido en Zimbabue a finales de la década del 2000.

Hoy el venezolano de a pie, devenga un salario mínimo MENSUAL de Bsf 5.196.000 que representa (sujétese bien) apenas 1 DÓLAR AL MES y el panorama más terrible es cuando el venezolano sale a la calle a comprar alimentos, medicinas y demás rubros que están fuera del alcance de sus ingresos. En el país con las mayores reservas petrolíferas del mundo, se puede observar a la gente cargando grandes bolsas con dinero en efectivo para poder pagar una simple empanada y una soda. Podría citar algunos ejemplos de esta barbarie hasta el día 17 de Agosto: Un cartón de 30 huevos Bsf 7.000.000 Una caja de cigarrillos Bsf 10.000.000 Una libra de salchichas Bsf 16.700.000 Una caja de antigripal Bsf 12.600.000 Un paquete de 24 pañales Bsf 23.800.000 Un paquete de 8 rollos de papel higiénico Bsf 24.500.000 Una batería para vehículo Bsf 250.000.000 y así con todos los rubros existentes en el mercado. (Al momento de usted leer esto, ya los precios se duplicaron o triplicaron) ¿Que puede comprar el venezolano con un miserable salario de Bsf 5.196.000? ¡Ni siquiera el cartón completo de huevos! La Canasta Básica Alimentaria ya superó los Bsf 300.000.000 es decir, una familia de cinco miembros requiere obtener ingresos equivalentes a 57 SALARIOS MÍNIMOS para poder cubrir sus gastos de alimentación DEL MES.

Este debacle ha originado que el 87% de los hogares venezolanos se hallen en situación de POBREZA y el 70% de estos en POBREZA EXTREMA. La Organización Caritas reveló que en las zonas más pobres, la desnutrición infantil sobrepasa el 70%, la desnutrición severa ronda el 16% y UN TERCIO de la población infantil presenta retardo en su crecimiento. Es triste escuchar los testimonios de venezolanos de la 3ra edad jubilados o en situación de retiro gastando los ahorros de su vida (prestaciones sociales) en alimentos, medicinas o en unos cauchos para su carro. ¿Y la población joven? Pues, emigrando en busca de un mejor futuro. Según diversas ONG, el éxodo venezolano ya supera las 3.000.000 de personas alrededor del mundo. Estos números nos muestran la total pérdida del poder adquisitivo y la hecatombe en que se encuentran los venezolanos. Estamos ante una situación catastrófica que el régimen se niega a aceptar y lo peor, no hace absolutamente nada al respecto. Esto podría desembocar en hambruna y genocidio.

EL COMIENZO DEL FIN

Es viernes 17 de Agosto. El Dictador Nicolás Maduro anuncia las “medidas” económicas más disparatadas que se hayan escuchado jamás. Primero, realiza la devaluación más grande de la historia aceptando el verdadero valor actual del bolívar frente al dólar estadounidense. Admite que en estos momentos un dólar representa Bsf 6.000.000... Por ahora. Segundo, anuncia que la economía estará anclada en un cripto activo llamado “Petro” y este a su vez anclado a un barril de petróleo (Reservas) que yace debajo del subsuelo, que no ha sido extraído y por ende, CARECE DE VALOR. El portal ICOindex.com califica al Petro como una ESTAFA y otras calificadoras de ICO, como Cryptorated e ICOreview, no se han tomado la molestia en emitir alguna opinión. Prosigue Maduro anunciando de manera torpe y confusa que el valor del Petro es de 60$ y que dicho criptoactivo representa Bsf 360.000.000 rematando la faena con un increíble aumento de sueldo ubicado en Bsf 180.000.000 equivalente a lo que el mismo llama 1/2 Petro. Millones de venezolanos no podían creer lo que acababa de anunciar el sátrapa. Un aumento del salario mínimo de más del 3400% que impactará directamente en la estructura de costos de la industria y del comercio. Se originara un alza en los precios como nunca antes, superiores a la crisis hiperinflacionaria sufridas en Perú y Nicaragua a principios de los 90. La tasa de desempleo será descomunal y el parque empresarial quedará en el olvido como un pueblo fantasma. No conforme con esto, anuncia igualmente un aumento del 33% en el impuesto al valor agregado y crea un impuesto “especial” del 2% a las transacciones financieras. Lo que le faltó a Maduro, fue publicar el obituario en honor a Venezuela.

EL DÍA DESPUÉS

Venezuela amanece aturdida, escéptica y con gran incertidumbre. Sus calles se encuentran desoladas y los comercios cerrados. En el ambiente se respira una tensa calma, como si algo muy grande está por suceder. ...Y así será.

El día después del anuncio será el lunes 20 de agosto, cuando la tan anunciada reconversión monetaria se haga realidad y los nuevos billetes entren en circulación. Muchos comercios no abrirán sus puertas, unos por miedo y otros por la confusión que ha generado estos anuncios. Comenzará el remarcaje de precios. El rubro de alimentos será el primero en alzar sus precios. Ejemplos: La botella de Coca Cola 2 Litros que costaba hace tres días Bsf 4.000.000 costará hoy Bsf 20.000.000 La libra de queso blanco que costaba el pasado 17 Junio Bsf 3.500.000 costará Bsf 18.000.000 y asi. Las empresas para poder sobrevivir tendrán que recurrir también al aumento del precio de sus productos y aquí es donde comenzará a entrar en acción el aparato represivo del Régimen con su control de precios. Aproximadamente 50 productos básicos serán fijados por los organismos del estado. Amenazaran a los comerciantes, dueños de abastos y bodegas, gerentes de supermercados, distribuidores, etc. Decomisaran mercancía y habrán detenciones y hasta confiscación de la propiedad privada. La industria y el comercio serán inviables. Se vislumbra una estatización del sector productivo privado. Y por si fuera poco, el escenario será “aderezado” con un brutal aumento de la gasolina vestido con el más fascista y discriminatorio traje... El Carnet de la Patria, una tarjeta de control político que subsidiara al portador de la misma para surtirse del preciado combustible. El que se niegue a tenerlo, tendrá que llenar el tanque de su vehículo a precio internacional. Dirían en Cuba ... ¡Bienvenidos al mar de la felicidad!

HACIA DÓNDE VA EL PAÍS

La mayoría de estos escenarios hiperinflacionarios se han producido durante o después de épocas de conflicto bélico. Tal fue el caso de Hungría (1945) Alemania (1920) y Yugoslavia (1992) por citar los más notables. El caso de Zimbabue es el que guarda mayor similitud con el escenario que ocurre y ocurrirá en Venezuela si el actual régimen no cesa en el poder. En Zimbabue se perpetró un Dictador durante 37 años, se confiscaron tierras y empresas productivas, se estatizo absolutamente todo y el banco del estado se dedico a emitir dinero inorgánico para palear la crisis y honrar sus grandes deudas. El Banco Mundial aseguro que el caso de hiperinflación en Zimbabue es el de mayor gravedad que ha tenido nación alguna SIN CONFLICTO BÉLICO. Cuando la inflación llegó al 231.000.000 % en el año 2009, el banco de reserva de Zimbabue declaró al dólar estadounidense como su moneda oficial. Venezuela tiene los mismos precedentes y llena los mismos requisitos. Se mira al espejo con estos acontecimientos sucedidos en dicho país africano. Hacia allá va el país en caso de continuar estos crápulas en el poder.

Nota final: Los procesos hiperinflacionarios en su mayoría son de corta o mediana duración y por lo general representan la caída del nefasto régimen que los originó. (A excepción de Alemania donde la severa crisis trajo como consecuencia la irrupción del Nazismo). Esperemos que estos duros tiempos sean el preámbulo a la caída del régimen de Nicolás Maduro. Por ahora nos toca disentir, protestar, presionar y sobretodo... Mucha Oración.

Volver

Comentarios