test

El Presidente Continúa Atacando a los Inmigrantes

Publicado: 24 Marzo 2018 | Visto 435 veces

El mes pasado, durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC para sus siglas en inglés), el presidente Trump habló sobre cómo los inmigrantes son un peligro y una amenaza para este país, usando una cita de la Biblia para comparar a los inmigrantes con “serpientes” que matarán a nuestro “tierno” país con mordiscos “viciosos” y “venenosos”. Esta narrativa falsa sobre los inmigrantes del líder electo de esta nación no solo se basa en mitos, mentiras y racismo, sino que además exacerba las tensiones y la desconfianza entre las comunidades inmigrantes y las no inmigrantes. Este no fue un incidente aislado sino uno de los muchos casos en los que el presidente difundió abiertamente y sin disculpas un discurso antiinmigrante que desinforma a los que le creen y promueve una agenda de odio que impacta negativamente las políticas públicas y las vidas de los inmigrantes en este país.

Durante el Estado de la Unión el 30 de enero, Trump aprovechó esta oportunidad para hablar sobre sus planes de reforma migratoria basados en cuatro pilares arraigados en las mismas mentiras, mitos y puntos de vista racistas expresados durante el CPAC. El primer pilar ofrece un camino hacia la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes indocumentados que fueron traídos aquí por sus padres a una edad temprana -también conocidos como Dreamers - siempre que cumplan con los requisitos de educación y trabajo y muestren buen carácter moral, lo que excluye y criminaliza a los otros millones de inmigrantes que no cumplen con este criterio excepcional. El segundo pilar apunta a asegurar completamente la frontera, lo que significa construir un muro en la frontera del sur y contratar a más agentes de patrulla fronteriza bajo el supuesto de que estas dos medidas mantendrán a salvo a nuestras comunidades. El tercer pilar anula la lotería de visas alegando que este es un programa que distribuye al azar las tarjetas verdes sin tener en cuenta la habilidad, el mérito o la seguridad del pueblo estadounidense. En su lugar, el presidente propuso un sistema de inmigración basado en el mérito, en el que solo se admitirán aquellos con habilidades de alto nivel, lo que implica que solo personas no calificadas están siendo admitidas ahora, lo cual no es cierto, pero también descarta el hecho de que los inmigrantes tienen diferentes niveles de habilidades que contribuyen a nuestra economía y sociedad. El cuarto y último pilar apunta a reformar el sistema legal de inmigración basado en las relaciones familiares, afirmando que “un solo inmigrante puede traer un número virtualmente ilimitado de parientes distantes”, lo cual es una mentira porque solo los padres, cónyuges, hermanos e hijos de ciudadanos estadounidenses y los cónyuges e hijos de residentes permanentes califican para peticiones basadas en la familia; pero hay un retraso en la mayoría de los casos, por ejemplo, las solicitudes que fueron aprobadas en 1997 para hermanos de ciudadanos estadounidenses ahora son elegibles para recibir beneficios. Según el plan propuesto, los patrocinios estarán limitados a cónyuges e hijos menores de edad.

Aunque ninguno de estos pilares se ha implementado aun, este plan es una narrativa antiinmigrante basada en mentiras, xenofobia y racismo que nos da la oportunidad de expresar nuestras opiniones, resaltar las historias reales de nuestros hermanos y hermanas inmigrantes, decir nuestras verdades y promover una narrativa pro-inmigrante que contrarreste el discurso del Presidente para influir la opinión pública a fin de presionar a nuestros congresistas para que promulguen una reforma migratoria integral que proteja a todos inmigrantes y reconozca sus contribuciones a la sociedad.

Volver

Comentarios