test

Miguel Layún, nuevo jugador del Villarreal

Publicado: 10 Julio 2018 | Visto 143 veces

El escaparate del Mundial le ha servido a Miguel Layún (Córdoba, Veracruz; 1988) para encontrar nuevo equipo. El Villarreal ha negociado con el Oporto por el lateral mexicano y lo ha convertido en su nuevo fichaje, en compra definitiva, para la próxima temporada junto con el argentino Ramiro Funes Mori y Alfonso Pedraza

Layún pasó los últimos seis meses en el Sevilla con Montella y luego con Caparrós. Su multifuncionalidad en el campo le ayudó para mantenerse como uno de los jugadores habituales en los últimos partidos: de lateral ambidiestro a mediocampista. Hace unas semanas fue crucial en el sistema de la selección de México al jugar como un extremo por derecha. Participó en los cuatro partidos que disputó el Tri, incluida la victoria 1-0 frente a Alemania, y tiró a portería en nueve ocasiones, todas ellas terminaron fuera. "Necesitaba recuperar ciertas cosas como persona y futbolista tras algunos meses duros en el Oporto", comentó en una entrevista con este diario.

Miguel Layún, a sus 21 años, hizo la mudanza de Veracruz a Bérgamo, Italia, para probar suerte con el Atalanta durante la temporada 2009-10. No tuvo el mejor desempeño para mantenerse en la plantilla. Gran parte de su carrera la desarrolló y catapultó en el Club América, uno de los más populares de su país. Después del Mundial de Brasil, Layún buscó salir de México. El Watford le fichó para jugar en Segunda División, lograron el ascenso y el lateral recibió una oferta del Oporto. En tres temporadas en Portugal le abrieron el camino para volverse indiscutible en el seleccionado mexicano.

"Tengo muchas rutinas de juego por la izquierda que me dan soluciones en el desarrollo de los partidos. Tengo muchas características ofensivas y también puedo rendir por la derecha, aunque las rutinas son distintas, así como las conducciones. Depende también del técnico", dijo Layún a EL PAÍS en junio.

La ficha de Layún viene acompañada de un trabajo psicológico que le fortaleció en las horas más bajas en México. Cuando era jugador del América, la afición contraria y propia le lanzaba vituperios por sus yerros y su bajo rendimiento. La metamorfosis a la que se sometió significó un renacimiento en su trayectoria.

Volver

Comentarios