test

El proyecto de David Beckham en la MLS fue presentado a los vecinos de Miami

Publicado: 19 Mayo 2017

El grupo liderado por el ex futbolista inglés David Beckham salió airoso de una reunión pública con vecinos del barrio de Miami, donde planean construir un estadio para 25.000 espectadores para su franquicia en la Major League Soccer (MLS), informaron hoy medios locales.

 Beckham sólo debería alcanzar un acuerdo con el condado de Miami-Dade para comprar el terreno necesario y presentar de inmediato el proyecto a la MLS y finalmente poder crear la franquicia en Miami.

El proyecto requiere de una inversión global de más de 500 millones de dólares, según dijo en la reunión Tim Leiweke, director ejecutivo de Oak View Group, quien aseguró que ya tienen garantizada esa cantidad y que provendrá en su totalidad de inversores privados.

Los empresarios presentaron en la reunión pública celebrada el miércoles el nuevo diseño del estadio y ofrecieron crear en un plazo de cinco años 50 puestos de trabajo, que deberán mantener por 10 años. "El estadio dará empleo a esta comunidad. Para Overtown, será una locomotora económica", dijo el empresario, recogió el South Florida Business Journal.

El grupo también expuso sus ideas para reducir el impacto que el estadio puede tener en las vidas de los vecinos de Overtown, un barrio habitado mayoritariamente por personas de bajos ingresos y situado cerca del centro urbano de Miami, donde hay cierta resistencia al proyecto, como pudo verse en la reunión.

Una de esas ideas es que el estadio no tendrá estacionamiento para automóviles con el fin de no congestionar la zona. Según Leiweke, se ha pensado en hacer uso del río Miami como vía para acceder al estadio. La idea es poner en funcionamiento un servicio de transbordadores y taxis acuáticos en el río y un servicio de autobuses que lleven a los aficionados al estadio desde los estacionamientos y las estaciones de trenes cercanas.

Se espera que tras esta reunión, presidida por el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Gimenez, se apruebe la venta de los tres acres de terreno que faltan por un valor aproximado de 9 millones de dólares.

Las obras durarían un año y el estadio se inauguraría en 2021, por lo que, mientras tanto, el equipo Miami Beckham United tendría que jugar en un estadio temporal.

Este es el cuarto emplazamiento analizado por el grupo empresarial de Beckham desde 2014, después de que se frustrasen sus planes de levantar el estadio en las cotizadas zonas del Puerto de Miami y, posteriormente, en el Downtown, junto al pabellón donde juegan el equipo de la NBA Miami Heat, donde Bekcham había adquirido algunos terrenos.

Tras las negativas, propiciadas por la oposición de empresas de cruceros, asociaciones de vecinos y ambientalistas, se planteó la opción de construirlo junto al Marlins Park, del equipo de béisbol local, aunque esa otra opción también fue desechada finalmente.

Volver

Comentarios