test

Sanando a la comunidad

Publicado: 25 Julio 2018

¿Alguna vez han notado cómo algunos padres están involucrados en la vida de sus hijos en cuanto a deportes, lecciones de piano, clases de arte y artes marciales? Les preocupa y sin embargo, no sienten la necesidad de involucrarse en la vida espiritual de sus hijos. Algunos pasarán horas ayudando a su hijo con la tarea escolar, pero nunca le preguntarán acercade su clase bíblica. Algunos padres nunca se pierden una reunión del PTA, pero nunca pueden asistir a ningún programa que el maestro de la clase bíblica planifica para sus hijos. Algunos padres se ofrecen como voluntarios para ayudar a guiar a los niños o niñas exploradores (boyscouts) en una caminata, pero nunca se ofrecen como voluntarios para ayudar o enseñar una clase Bíblica. Parecen pensar que su responsabilidad en la vida espiritual de sus hijos termina cuando ellos lo dejan en la puerta del salón de la clase bíblica.

Aquí hay algunas sugerencias que usted puede hacer como padre para alentar a los padres a participar más. Cada año, pregúntele al maestro cuáles son las metas y las lecciones que va a enseñar. Cómo puede usted ayudar a su hijo a participar en las actividades y en tener un comportamiento adecuado. Si usted es el maestro, escríbales una carta a los padres y hágales saber cuáles son sus expectativas para el año. Si el maestro tiene una jornada de invitación, no pierda la oportunidad de asistir. Ese es el momento para hacer preguntas, conocer un poco mejor a la maestra y ver qué van a hacer en la clase. ¡Ofrecer traer un refresco, siempre es bienvenido! De vez en cuando tómese un tiempo para preguntarle al maestro acerca del comportamiento de su hijo; si es bueno o malo.

Si su hijo va a estar ausente en la clase, hágale saber al maestro. Si usted es un maestro, recuerde que muchos niños no pueden asistir a la clase bíblica si sus padres no los traen. Como maestro del niño, debe informar a los padres que se extraña al niño cuando falta, especialmente cuando es un caso de descuido en traerlos. Como maestro o padres, aliente al niño a asistir a todas las actividades fuera de la clase, como excursiones, picnics y cualquier otro plan.

Como maestro y padre, quiero que mis hijos tengan éxito en todas las áreas de sus vidas. Que puedan tener éxito en su matrimonio, trabajo y amistades pero sobre todo en su vida espiritual. ¡Y yo sé que usted también! El Rey Salomón dijo: “Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos, guarda la ley y el consejo, y serán vida a tu alma y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente y tu pie no tropezará”(Proverbios 3: 21-23).

Este año, usted tiene la oportunidad de continuar o comenzar a participar en la vida de su hijo en la escuela, el deporte y las actividades adicionales. Pero sobre todo, le animo a que se involucre en la vida espiritual de su hijo.”Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22: 6).

Si tiene preguntas o comentarios, escriba a ichk2009@hotmail.com o al P. O. Box 23067, New Orleans, LA  70183-0067.

Volver

Comentarios