test

Sanando a la comunidad

Publicado: 24 Mayo 2018 | Visto 383 veces

Si alguien le preguntará a usted, ¿cuánto poder tiene una sola persona? ¿Cuánto poder tiene una sola vela? ¿Podrá una sola persona hacer una gran diferencia? ¿Cuál sería su respuesta? La mayoría de las personas piensan y dirían, nada o muy poco. ¿Será esto verdad?Cuando miramos la historia nos damos cuenta que esto no es verdad. Un solo fósforo puede encender y destruir todo un bosque. Un solo gesto o palabra de bondad puede comenzar una amistad de por vida. Todo movimiento político, humanitario y religioso ha comenzado por el deseo, querer o sueño de un individuo. No importa qué generación o país usted mire, todo ha comenzó porque un hombre, mujer, joven o niño hizo el primer paso. Por lo tanto, una sola persona tiene mucho poder para hacer una gran diferencia en el mundo que le rodea.

El en sermón del monte, el Señor Jesucristo dice según el evangelio de Mateo capítulo 5 versículo 13, que el cristiano es sal de la tierra. La vida del cristiano da gusto al hogar y a la comunidad en donde vive. Jesús continúa diciendo en el versículo 14 al 16, “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” El propósito de la luz es alumbrar lo más que pueda. Un sola lamparita tiene poder para alumbrar toda una habitación. Tu conducta cristiana, alumbrar a todos aquellos que te rodean diariamente. Tu ejemplo de amabilidad, compasión, amor, paciencia, gozo se ve y puede inspirar a tus compañeros de trabajo, cónyuge e hijos. Y si ellos deciden seguir tú ejemplo, así como tú sigues el ejemplo de Cristo, ya no habrá una sola vela encendida. Cuando una familia entera decide alumbrar, crea la oportunidad a que vecinos y familiares decidan hacer lo mismo. Ahora ya no es solamente tu familia quien alumbra, sino la mayoría de los vecinos de la cuadra en donde vives. Recuerda, todo incendio forestal comienza con solo una pequeña chispa.

Puedes tú hacer la diferencia en tu familia, ¡absolutamente que sí! Podemos nosotros hacer la diferencia en nuestra comunidad, ¡absolutamente que sí! Qué tu conducta en Cristo, brille, brille, brille y no deje de brillar.

Si tiene preguntas o comentarios, escriba a ichk2009@hotmail.com o al P. O. Box 23067, New Orleans, LA 70183-0067.

Volver

Comentarios